dilluns, 8 de juliol de 2013

Recorrent la meca enoturística del Priorat, a Vinos y Restaurantes


En el número del mes de juliol de la revista Vinos y Restaurantes publico un informe sobre els atractius enoturístics d'un Priorat que ha guanyat una molt bona oferta. Què en penseu?


Priorat, del olvido a meca enoturística



RAMON FRANCÀS

El Priorat, con su telúrica belleza, es una de las regiones vitivinícolas más prestigiosas del planeta. Sus concentrados y minerales vinos, sus pizarrosas viñas, su heroica agricultura y su telúrica belleza atrapan poderosamente al visitante. La DOCa Priorat es la única calificada en Catalunya y una de las dos únicas reconocidas con este sello en el estado español, junto con la Rioja, de acuerdo con los requisitos y procesos de producción que se siguen en esta región vitivinícola. Pese a la recesión económica, la Denominación de Origen Calificada Priorat no deja de crecer y superar récords de ventas. Las bodegas de la DOCa Priorat vendieron durante el 2012 más de 4 millones de botellas, un 8% más que en 2011, mientras que las bodegas de la DO Montsant superaron los 5 millones de botellas, en la que ha sido la tercera mejor campaña de su trayectoria.
            Durante un largo periodo olvidado, hoy es un destino extraordinario para los amantes de la naturaleza y, particularmente, de la vitivinicultura. El Priorat ofrece un amplio y variado programa de actos anual en el que destaca, coincidiendo con el puente festivo de mayo, la Fira del Vi de Falset. También destaca la Nit de Vins de Torroja del Priorat, la Festa del Vi i la Verema a l’Antiga de Poboleda, Tasta Porrera, Poboleda Vins, la oferta durante todo el año entorno al Castell del Vi de Falset, las actividades de Aguiló Vinateria  o de las propias bodegas… El Consejo Regulador de la DOCa Priorat apoya y colabora con los diferentes acontecimientos que se organizan todo el año en los pueblos de esta denominación de origen para “fomentar y dar a conocer las propiedades de sus vinos”. El calendario de actividades que se organizan a lo largo del año se puede consultar a través de www.doqpriorat.org. Desde la Oficina de Turismo del Priorat se ha estructurado una oferta de 12 bodegas visitables para la DO Montsant y 28 para la DOCa Priorat.  La zona también cuenta con una destacada oferta de alojamientos, desde casas rurales o pequeños hoteles a hostales, campings o apartamentos turísticos. La oferta gastronómica del Priorat también es muy variada. En la comarca, se puede encontrar desde restaurantes de cocina tradicional y casera hasta los que ofrecen una cocina más elaborada, de autor y de fomento de la cultura del vino y el aceite. Tanto las propuestas de alojamiento como las de restauración pueden consultarse en http://www.turismepriorat.org.
            Su oferta enturística es de las más variadas e interesantes de Catalunya. Recientemente también se ha impulsado una iniciativa privada. Una treintena de empresas del Priorat (entre los cuales hay alojamientos rurales, bodegas, restaurantes, molinos de aceite o agencias de viajes) han decidido constituir la Asociación Priorat Enoturisme para unir esfuerzos en la mejora y promoción de la oferta turística de la comarca.
            La comarca vive volcada en el mundo vitivinícola y a las posibilidades crecientes que ofrece el enoturismo. Se ofrecen rutas por bodegas y también una ruta oleícola, con hasta seis almazaras de aceite visitables. Uno de los principales atractivos de la comarca es el Museu del Vi de Falset, donde se organizan diversas propuestas ecoturísticas. Este museo se ubica en el antiguo Castillo de los Condes de Prades de Falset, levantado en el siglo XII tras la reconquista cristiana de la Cataluña Nueva, sobre una colina estratégica que domina la villa de Falset. El castillo, que contaba con una parte residencial y una iglesia, de las cuales prácticamente sólo quedan los muros exteriores, sufrió a lo largo de su historia destrucciones importantes como la decretada por Felipe V. En los últimos tiempos, antes de ser totalmente abandonado, también fue utilizado como prisión. Hoy ofrecen “un recorrido por la cultura del vino del Priorat totalmente alejado del que proponen museos del vino más clásicos”. También destaca el Museu de les Mines de Bellmunt del Priorat. Situado en el antiguo complejo industrial de la Mina Eugènia, pretende ser un centro de interpretación de la minería del plomo en la comarca del Priorat. La Mina Eugènia fue el núcleo más importante de las explotaciones mineras de la cuenca del Priorat, por sus dimensiones –unos 14 Km de galerías subterráneas hasta 620 m de profundidad- y por su rendimiento extractivo.
            La Denominación de Origen Cualificada Priorat fue establecida en 1954 y agrupa los territorios que pertenecieron al dominio del prior de la Cartuja de Scala Dei. Precisamente los restos de la cartuja también son objeto de peregrinación enoturística. Desde la Oficina de turismo del Priorat se recuerda que La Cartuja subsistió hasta 1835 atravesando épocas de gran esplendor. Durante siete siglos los monjes hicieron poblar campos, construir molinos y difundieron el cultivo de la viña. El Prior, de aquí el nombre de la comarca, podía ejercer justicia y era el alcalde general de todos los pueblos de la zona centro de la actual comarca, que coinciden aproximadamente con los de la Denominación de Origen vinícola Priorat. Se añade que con la desamortización de Mendizábal (1835) los monjes se vieron forzados a huir, privados por decreto de sus tierras, y abandonaron celdas y claustros, la iglesia y la hospedería. En tan sólo dos años la majestuosa cartuja quedó convertida en un montón de escombros, “dícese a causa del saqueo de agricultores cansados del vasallaje y los diezmos”.
            La oferta enoturística es muy amplia y variada. Se ofrecen desde calçotades o maridajes de todo tipo, incluyendo actividades con kayak pasando por quads, parapente, vuelos en helicóptero o la visita al conjunto del bello pueblo de Siurana. Además de las diversas ferias vitivinícolas de la comarca (destaca la Fira del Vi de Falset pero también brillan propuestas como las de Porrera, Torroja del Priorat, Poboleda o Bellmunt del Priorat), la comarca también ofrece una muy interesante oferta de cocina casera de autenticidad abrumadora, como la de Cal Quel en Bellmunt del Priorat con los inmensos canelones de Teresa Picollà, la Fonda del Recó de Cornudella de Montsant, el Mestral de Els Guiamets, la Fonda de la Figuera o Nou 21 (Ca l’Isabeleta) del Masroig. Otras propuestas gastronómicas son las de El Celler de l'Aspic de Toni Bru en Falset, Quinoa de Falset, La Cooperativa de Porrera, Mas Trucafort de Falset, El Cairat de Falset, Els Tallers de Siurana o el bar restaurante Font Vella de Falset. Para hospedarse destacan hoteles como el Hostal Sport de Falset, el hotel Siuranella de Siurana, Cal Benito o Mas Collet de Capçanes, Cal Compte de Torroja del Priorat, el Hotel Cal Llop de Gratallops, los apartamentos turísticos de la Font Vella de Falset o el alojamiento rural Mas Figueres de Marçà.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada