dilluns, 24 de desembre de 2012

Demostrar que per consumir vi no cal ser especialista i transmetre als ciutadans el potencial enològic d'Espanya


Demostrar que per consumir vi no cal ser especialista i transmetre als ciutadans el potencial enològic d'Espanya i el seu vincle amb la gastronomia són alguns dels objectius d'una associació parlamentària que aquesta setmana passada ha començat la seva marxa al Congrés dels Diputats, segons s’ha informat des d’Efe Agro. A continuació us adjunto la notícia difosa per Efe Agro:

Se trata de una iniciativa liderada por el portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, José Cruz Pérez Lapazarán, que busca promover "la reflexión" en torno a la vid y al vino, "un activo económico y un activo cultural" de España, según sus propias palabras. Los diputados que conforman la asociación, uno por cada grupo parlamentario, muestran así su "preocupación" por la "pérdida" de la cultura del vino en España, donde se producen anualmente 4.000 millones de litros de vino que mueven 5.000 millones de euros, la mitad en forma de exportaciones.
En los últimos 30 años, el consumo de vino por habitante al año en España ha pasado de unos 50 a unos 16 litros, uno de los índices más bajos de la Unión Europea, por detrás de Reino Unido, Suecia, Bélgica o Suiza, países "mucho más alejados de la cultura de la vid", según Lapazarán. "Esto supone una pérdida de patrimonio económico y cultural, y nos preocupa", ha añadido el diputado navarro.Para inaugurar su actividad, la asociación ha contado con el secretario general de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca, el presidente de la Confederación Española de Consejos Reguladores, José Amancio Moyano, y el cocinero Quique Dacosta.
El chef, recientemente galardonado con tres estrellas Michelín, el máximo reconocimiento a un restaurante, ha defendido el papel de la cocina y la gastronomía para transmitir "un compromiso con el territorio", en el que se incluye la cultura del vino. "La alta cocina española tiene una carta de presentación muy importante a nivel internacional y es importante que el vino vaya con ella de la mano", ha resaltado a Efeagro el chef, que cuenta con 1.500 referencias de vino en su restaurante, un 60 % españolas. En su opinión, "hay que hacer un trabajo divulgativo para que el vino forme parte, no solo de la sensibilidad de los mayores sino también de la de los jóvenes; que hablamos de algo que no es solo alcohol y que forma parte de nuestra cultura". En ese sentido, el secretario general de la FEV, ha señalado que hace falta un trabajo de comunicación que incida en la importancia de un consumo moderado y en acercar la cultura vinícola a los más jóvenes, porque aunque "hay un consumo desordenado de alcohol en nuestro país", "beber vino con la comida no está de moda". Una tendencia que, según Roca, se debe a las dificultades que presenta la elección de un vino en un restaurante, que provoca que el consumidor se decante antes por una cerveza."El consumo de vino es inteligente, no impulsivo", ha añadido. Sin embargo, "no es necesario entender de vino para disfrutarlo", ha matizado José Amancio Moyano, para quien "resulta necesario apostar por una cultura lo suficientemente flexible como para adaptarse a los diferentes estilos de vida que hay en nuestra sociedad". Un objetivo que -ha apuntado- tiene que ir de la mano de la gastronomía, "una aliada comercial del vino dentro y fuera del país con una gran proyección internacional". El pasado mes de noviembre la comisión del congreso aprobó una declaración institucional en la que respalda que la "Cultura del Vino" sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada