dijous, 29 març de 2012

Wineries for Climate Protection, Codorníu, Adolfo Heredia i Josep Bujan, Torres, Roqueta Origen, Terra de Garnatxes i G-Night, avui a La Vanguardia


Les atapeïdes jornades d'aquest dimarts i dimecres a Intervin han protagonitzat la crònica d'Intervin que avui signo a La Vanguardia. La informació s'obre amb el manifest de Wineries for Climate Protection.

200 bodegas contra el cambio climático


Codorníu y Freixenet presentan novedades y Torres ofrece una histórica cata vertical de uno de sus tintos icono

RAMON FRANCÀS
Barcelona

Wineries for Climate Protection organizó ayer en Alimentaria su primer acto oficial del año para dar a conocer la relación de bodegas que ya se han adherido al manifiesto a favor de la protección del medio ambiente y de la producción sostenible como fuente de competitividad en el sector. Ayer se anunció que ya se han adherido cerca de 200 bodegas de toda España. Al acto, que presidió el conseller d’Agricultura, Josep Maria Pelegrí, se le quiso dar el máximo relieve. También participaron el secretario general de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca; el presidente de la comisión de medio ambiente de la FEV y presidente de la patronal de los vinos catalanes, Miguel A. Torres, y el presidente de Alimentaria, Josep Lluís Bonet.
            La apretadísima jornada de ayer contó con la presentación de los dos nuevos cavas de Codorníu. La presidenta  y el director general de la compañía, Mar Raventós y Xavier Pagès, mostraron los dos cavas con los que se recupera la marca Gran Codorníu, con medio siglo de trayectoria. Los nuevos Gran Codorníu Vintage 2008 Pinot Noir (un fresco rosado) y el Gran Codorníu Chardonnay Reserva (parcialmente criado en madera) anticipan la nueva imagen que lucirán las etiquetas de los cavas de Codorníu. Xavier Pagès afirma que las numerosas novedades que lanza Codorníu responden a la voluntad de “innovar para adaptarnos a los nuevos estilos de los consumidores, apostando por la modernidad sin traicionar nuestras esencias”. Freixenet, por su parte, mostró en una cata única los 12 vinos que elabora el enólogo Adolfo Heredia por toda la geografía española, desde Rueda, Ribera del Duero o Madrid a Utiel-Requena, Rías Baixas, Mallorca o Alicante. Para Heredia, “cada viñedo tiene su vida propia y hay que empatizar con él; entenderlo, cuidarlo, tratarlo de la mejor manera posible”. El lunes por la noche en el restaurante Rías de Galícia el director técnico de Freixenet, el enólogo Josep Bujan, mostró la amplia gama de cavas de alta gama de la firma, que han bautizado como Cuvées de Prestige. Por su parte, Torres ofreció ayer una cata histórica de uno de sus tintos icono, el cabernet sauvignon Mas La Plana. La cata se inició con la añada de 1971 (41 años de vino) y prosiguió con las de 1981, 1990, 2005, la memorable 2007 y la que se encuentra actualmente en el mercado, la 2008.
            También ayer Roqueta Origen mostró variedades autóctonas y proyectos experimentales del Pla de Bages, Terra Alta y Jumilla. Se cató su primera garnacha blanca de la Terra Alta, que comercializarán antes de verano, y un morenillo experimental. Según el director de marketing del grupo, Ramon Roqueta, “hemos querido mostrar lo más particular con la intención de transmitir la identidad de las variedades y sus territorios”. Las garnachas han cosechado especial protagonismo en Intervin, donde ha empezado su singladura la asociación de bodegueros Terra de Garnatxes. El martes por la mañana se cataron garnachas del mundo (desde la Terra Alta, el Montsant, el Priorat o el Empordà a Chateauneuf-du-Pape, Cotes Catalanes o Gigondas). La noche del martes las garnachas dejaron Intervin para instalarse en una muy concurrida fiesta, la G-Night, en el barcelonés hotel Omm. La iniciativa ha sido promovida por Terra de Garnachas, que preside Joan Ignasi Domènech, y por la asociación Grenache Symposium, que lidera Nicole Rolet.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada