dijous, 29 de març de 2012

Intervin, dia 3 (quarta part)



Torres també ha escollit la jornada d'avui per a fer el seu acte a Intervin, on ha presentat els vins ecològics xilens Las Mulas. Si l'any passat van fer un tast vertical memorable del chardonnay Milmanda, enguany s'han decantat per un tast més que il·lustrador de la grandesa de la cabernet del seu vi icona Mas La Plana. Han destacat, amb llum propia, el del 1971 (Gran Coronas etiqueta negra) i el del 2005. A continuació us adjunto la nota de premsa:

Éxito de la cata vertical de Mas La Plana en Alimentaria

                                   
Barcelona, 28 de marzo de 2012. Esta mañana ha tenido lugar una cata vertical de Mas La Plana en Alimentaria dirigida por Josep Sabarich, Director Técnico de Bodegas Torres. Se han probado 6 añadas diferentes de este vino de la D.O. Penedès: 1971, 1981, 1990, 2005, 2007 y 2008. Cerca de 90 profesionales, sumilleres, restauradores y periodistas del sector han asistido a la cata y han tenido la oportunidad de disfrutar y descubrir la gran capacidad de envejecimiento y la grandeza de este vino.

El Mas La Plana nació en 1970 -denominado entonces Gran Coronas Etiqueta Negra Mas La Plana-, a partir de la primera cosecha de Cabernet Sauvignon, noble variedad cultivada en 1966 en la Finca de Mas La Plana, ubicada en Pacs del Penedès. Es un vino de Bodegas Torres de producción muy limitada que cuenta con un gran prestigio a nivel mundial y ha sido premiado en múltiples ocasiones. Mas La Plana nace gracias a la filosofía de la bodega de crear un gran vino español a partir de una variedad internacional como la Cabernet Sauvignon, y ha ido teniendo diversos cambios de estilo en las diferentes décadas, siempre adaptándose a los cambios meteorológicos y ambientales de cada añada para obtener el mejor vino final, convirtiéndose en uno de los vinos más valorados de nuestro país.

Durante la cata se han degustado vinos de diferentes décadas:

La década de los 70 ha estado representada por el vino de la añada 1971 y ha sorprendido muy gratamente por poseer una gran consistencia aromática, es un vino sedoso, con volumen, con taninos presentes y una acidez viva que ha sido muy remarcada durante la cata. 

La década de los ochenta empezó con un cambio de estilo: se redujo el rendimiento de las cepas y se introdujo el uso de roble francés en el proceso de crianza. La añada de 1981 tuvo un gran éxito, no obstante, en nuestro país no se apreciaban estos vinos de color intenso, gran estructura y mucho cuerpo, y por este motivo, se acordó suavizarlo en añadas futuras.

La década de los 90 supone la revolución tecnológica y la recuperación de los más nobles valores del vino tinto: color intenso y poderosa estructura. El Mas La Plana recupera su fuerza, resultando un vino de gran dimensión gracias al buen potencial del suelo, de las viejas cepas de Cabernet Sauvignon y del microclima de Pacs del Penedès.

La década del 2000 llega con la misión de elaborar un gran cabernet español. La añada 2005 fue una gran añada y ha resaltado por su sutileza y grasa en boca. La añada 2007 fue climatológicamente perfecta en el Penedès y el resultado fue un vino con gran potencial de envejecimiento, estructura, fortaleza y de una elegancia muy notable. La cata ha finalizado con la añada 2008, un vino con mucha potencia, una gran añada que augura una muy buena evolución en botella.

1 comentari: