dijous, 8 de març de 2012

García Carrión, Mercadona i els preus baratíssims del cava


El economista.es també apunta cap a García Carrión i Mercadona a l'hora d'explicar la deriva de preus a la baixa del cava. Fa molt que la qüestió preocupa al sector. En aquest article s'afirma que han saltat les alarmes (jo diria que ja fa temps):

García Carrión y Mercadona llevan al límite a decenas de pequeñas cavas

Jordi Sacristán
27/02/2012 - 9:23

Han saltado las alarmas entre los productores de cava. Durante el año pasado las ventas de este espumoso en el mercado español volvieron caer un 8,7 por ciento por la crisis económica, pero lo que es más preocupante es que el precio medio de la botella vendida cayó un 13,5 por ciento en un año, hasta los 3,8 euros por botella.
La suma de estas dos rebajas hace peligrar la rentabilidad de muchas pequeñasy medianas cavas.
¿Qué motiva esta caída? Además de la debilidad de la demanda, el factor que ha desencadenado la rebaja de precios ha sido la aparición y consolidación del grupo García Carrión como el tercer gran productor de cava en España, por detrás de Freixenet y Codorníu. A través de su filial Jaume Serra, con sede en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), García Carrión ha roto el mercado del cava al colocar estas navidades su producto en las estanterías de los supermercados aun precio de 1,50 euros por botella.
Sin embargo, no ha sido García Carrión el único culpable. "Otros habían intentando antes hacerse un hueco en el mercado con precios bajos, pero nunca tuvieron éxito", explican fuentes del Consejo Regulador del Cava. El segundo gran protagonista de esta revolución ha sido Mercadona. La firma propiedad de Juan Roig es dueña de la marca de cava Cabré&Sabaté y tiene firmado con García Carrión un contrato de exclusividad para producirlo. El precio del producto en las estanterías es de 1,49 euros. No hay que decir que estas navidades, la marca Cabré&Sabaté ha sido una de las más vendidas.
Por primera vez, en 2011 el 33 por ciento del cava vendido en España fue comercializado bajo marcas blancas, es decir, una de cada tres botellas fueron de marca de la distribución y Mercadona se llevó la mayor parte de estas ventas.
Más barato, iguales ventas
La reducción del precio del cava no conlleva un aumento de su consumo."Nadie compra más por ser más barato, si una persona consume en Navidad tres botellas no comprará seis porque no se las beberá", indican desde el Consejo Regulador. Lo que se produce es un desplazamiento de las compras hacia los precios más baratos ya que las diferencias entre los productos del tándem García Carrión-Mercadona son considerables.
Estas Navidades las grandes marcas de referencia en el mercado español del cava han presentado precios de entre cinco y ocho euros. La principal marca, Carta Nevada de Freixenet se ha vendido en los supermercados a cinco euros; Cordón Negro de Freixenet a seis, y Anna de Codorníu a entre siete y ocho euros. "El diferencial de precios es de un mínimo de 3,5 euros por botella, lo que multiplicado por cinco botellas son 17,5 euros, un importe que el consumidor ya considera muy importante", explican las mismas fuentes.
En esa coyuntura de mercado, los pequeños y medianos productores, que no cuentan con presupuestos de publicidad como Freixenet o Codorníu, se han visto obligados a bajar precios de forma generalizada y a perder buena parte de su margen de beneficio. Aunque algunos apuestan por los productos de gama alta (por ejemplo, Juvé y Camps), la gran mayoría debe competir por un mercado cada vez más pequeño, ya que tampoco cuentan con capacidad para exportar sus productos. "Los mercados exteriores siguen creciendo y son un balón de oxígeno para el sector, pero los precios de exportación del cava incluso son menores que en Españay los pequeños elaboradores notienen capacidad de venta, de forma que son los grandes del sector los que más se benefician", argumentan desde el Consejo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada