dimecres, 21 de març de 2012

Lamentable article d'opinió

Cíclicament van sorgint opinions poc mesurades que podrien portar alguns consumidors a nous boicots contra el cava. No sé per quin motiu el cava sempre ha de ser l'ase dels cops de les batalles polítiques. Ara ha estat un lamentable article d'opinió de www.republica.com (un diari que s'autodefineix com d'opinió i influència que té a José Oneto com a conseller delegat i a Pablo Sebastiám com a president) qui podria tornar a obrir la caixa dels trons. Esperem que aquest article poc responsable, però, no tingui 'influència':

OPINIÓN

Pujol reabre “la guerra del cava”

Marcello
Las declaraciones del ex presidente de la Generalitat y presidente de CiU Jordi Puyol en las que afirma que “En la España actual, Cataluña no tiene sitio” han provocado malestar en Madrid y seria alarma en grandes empresas catalanas comerciales, económicas, de servicios y financieras que tienen en el resto de España a la gran mayoría de su clientela y de su negocio. Entidades como La Caixa, Sabadell, Caixacatalunya, Abertis, SEAT, Repsol, Gas Natural, Carrefour, Aguas de Barcelona, productores de cava y de alimentación, así como entidades turísticas de mar y montaña, etcétera no parecen compartir la opinión del “honorable” Pujol y temen que actitudes como esta y otras amenazantes que emanan del actual gobierno de la Generalitat, que preside Artur Mas, y de otros partidos nacionalistas pueden provocar un nuevo problema y enfrentamiento comercial entre los ciudadanos y empresas de Cataluña y los ciudadanos que en el resto de España consumen los productos catalanes o disfrutan de su negocio de sus servicios y turismo.
La pretensión de la Generalitat de obtener para Cataluña un concierto fiscal excepcional, como el vasco o navarro (que CiU aprobó en la votación de la Constitución), está en el origen de estas nuevas amenazas, desplantes y provocaciones que bordean en muchos casos la legalidad vigente –con llamamientos para el impago de impuestos, marginación de la lengua castellana y la pretensión de convocar refrendos inconstitucionales- y pueden llevar no sólo a un enfrentamiento político, institucional y legal sino que también pueden reabrir batallas comerciales como la que se llamó “guerra del cava”, que provocó una declaración de Carod Rovira pidiendo que, en Cataluña, no se consumiera el vino de Rioja (algo que no hace mucho ha reiterado un consejero de Agricultura de la Generalitat, aunque luego rectificó).
La respuesta que debe dar el Gobierno español a estas invectivas y al falso victimismo de la balanza fiscal es hacer pública la otra gran balanza entre Cataluña y el resto del Estado que es la balanza comercial, muy favorable a las empresas catalanas, y a no olvidar en este capítulo la “apropiación” del IVA que dichas empresas no cesan de facturar en otros territorios ajenos a Cataluña y que ellos se llevan a su Comunidad Autónoma. ¿Por qué no publicita ahora el Gobierno de Rajoy la balanza comercial de Cataluña y el resto del Estado?
Asimismo, y en contra del disparate catalán de la balanza fiscal con el que pretende romper el principio de solidaridad con el resto de España, está el argumento de la propia solidaridad interna en el seno de Cataluña: ¿acaso debe despreciar Barcelona a Tarragona, porque la capital genera más ingresos públicos?
En todo esto sorprende la pasividad del Gobierno de Rajoy que acepta, de manera incompresible, negociar en compartimientos estancos o cerrados apoyos políticos (en los Parlamentos catalán y español) entre PP y CiU sin exigir la lealtad constitucional en un marco global de cooperación entre ambas formaciones de corte liberal y conservador, o de lo contrario evitar todo contacto o toda ayuda específica y puntual (como los recientes indultos a Unió) y algunas concesiones de orden económico, de infraestructuras y de toda clase peticiones que, sin cesar, llegan a Madrid por parte del Gobierno de la Generalitat.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada