divendres, 1 de març de 2013

La crisi i el boicot no permeten al cava aixecar el cap a Espanya, avui a La Vanguardia



A la recontraportada d'Economia de La Vanguardia signo avui divendres la informació sobre la marxa de les vendes de cava durant el 2012. Es miri com es miri, el cava no aixeca el cap a Espanya, on ja es ven un volum similar d'ampolles al de 1980. Urgeix una reflexió a fons vistos els preus mitjos que assoleix el cava (al final de la informació que adjunto a continuació) i la dinàmica existent:


Solo las exportaciones salvan las ventas de cava


RAMON FRANCÀS
Vilafranca del Penedès

Las exportaciones siguen tirando del cava mientras el mercado interior continúa acumulando caídas. Para encontrar unas ventas de cava en España inferiores a las del 2012 hay que remontarse a hace más de tres décadas, concretamente a 1980. El sector vendió 243 millones de botellas en 2012, lo que supone un aumento de 3,6 millones de unidades con respecto al año anterior.  Sea como fuere, el mercado español sigue siendo donde más cava se vende, el doble que en el principal feudo para las exportaciones: Alemania.
El mercado exterior creció un 6,02 por ciento, con 161 millones de botellas, lo que supone 9 millones de botellas más que en 2011. El presidente del Consejo Regulador del Cava, Gustau García Guillamet, ha destacado que la cifra de exportación del último año vuelve a ser un récord histórico de ventas, y que el Cava sigue siendo la DOP española que más exporta. La patronal Institut del Cava, de hecho, acaba de hacer público un estudio que muestra que dos terceras partes de la producción total del cava ya se exporta (en 1990 la tendencia era a la inversa, únicamente se exportaba un tercio). El 40% de las empresas del sector ya están exportando, aunque el 90% de las exportaciones se concentran en solo 19 empresas. En cuanto al mercado interior, ha habido una caída de un 6,28 por ciento, con unas ventas de 81 millones en el 2012. “El mercado interior sigue a la baja, aunque con un porcentaje menor”, ha señalado García Guillamet. En el año 2011, el descenso en el mercado interior fue de un 8,7%.  El presidente del Consejo Regulador atribuye más la caída de las ventas en España a la recesión económica que a los efectos de un boicot que no ha negado, pero sí relativizado. Pese a considerar que el actual boicot a raíz del proceso soberanista catalán es latente, García Guillamet lo diferencia de los que se produjeron anteriormente por el hecho de que "en aquellos años había medios de comunicación que alentaban al boicot y que echaban leña al fuego respecto al cava catalán, y estos medios han cambiado radicalmente ".  Pese a ello, las ventas de los cavas no catalanes crecieron un 46% el año pasado.
García Guillamet acabó concluyendo que “sin triunfalismos y teniendo en cuenta la coyuntura económica, poder afirmar que el cava ha logrado un crecimiento global de un 1,53% en el año 2012 es un resultado excelente”.  Los precios bajos del cava, sin embargo, continúan preocupando en el sector. En el 2012, el precio medio en exportación se situó en 3,909 euros, y en 3,954 en el mercado nacional.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada