dissabte, 7 de juliol de 2012

La conquesta d'Oller del Mas, avui a La Vanguardia


Aquest dissabte signo a la recontraportada d'Economia de La Vanguardia una informació sobre el meteòric increment de facturació d'un celler de la DO Pla de Bages. Tot plegat conseqüència d'haver encertat comercialitzant un vi jove negre:


El tinto Petit Bernat sitúa a la bodega Oller del Mas de la DO Pla de Bages a ritmo de cerrar el año facturando un millón de euros

La conquista de Petit Bernat


RAMON FRANCÀS
Manresa

La historia del linaje de los Oller está protagonizada por hombres y mujeres que lucharon en conquistas y reconquistas y dejaron huella en la memoria histórica de Catalunya. En su linaje se cuentan caballeros, nobles, prohombres, religiosos o maestros artesanos. Tras una trayectoria que se remonta al año 964, la familia propietaria de esta finca de 473 hectáreas de Manresa, Castellgalí y Sant Salvador de Guardiola con castillo medieval incluido acaba de conseguir su mayor conquista. Con un desenfadado vino tinto joven con etiqueta realizada por uno de los representantes de la 37 generación de la familia, Fran Margenat (6 años), han multiplicado exponencialmente sus ventas. El Petit Bernat nació en abril de 2011 (solo 16.000 botellas) y las ventas de la bodega ya se multiplicaron por 4 ese mismo mes en relación a abril del 2010. En 2009 su facturación se situaba en 187.000 euros, y en el 2010 en 204.000. El último ejercicio, el primero con el Petit Bernat en el mercado, lo cerraron con unas ventas que ascendieron hasta los 435.000 euros, y este año esperan alcanzar el millón de euros. O sea, con un solo vino de calidad, ecológico y con precio ajustado (5.80 euros) han conseguido multiplicar por cinco su facturación. Es, además, el primer vino catalán que certifica la huella de carbono. La bodega, por otra parte, ya proyecta lanzar una réplica en blanco de su Petit Bernat tras la vendimia de este año. Tan bien les van las cosas que la próxima vendimia será la primera en la que no venderán a terceros parte de las uvas de sus 45 hectáreas de viñedos.
            Oller del Mas también está apostando fuerte para abrirse a los mercados internacionales. En 2011 ya exportaban un 35% de sus 110.000 botellas (este año la producción ya se sitúa en 220.000 botellas), principalmente a Alemania, Bélgica, Suiza y Estados Unidos. Tras ocho meses de prospecciones también acaban de estrenarse con fuerza en el mercado chino. Pero su gran proyecto es invertir 2,5 millones de euros para iniciar en el 2013 las obras para levantar, junto a su fortificación, un edificio de 2.500 m2 que acogerá la sala de barricas de la bodega, un laboratorio y aulas de cata, una tienda enoturística, un restaurante y, en la cuarta y última planta, un hotel de lujo de sólo ocho habitaciones. El primer ejecutivo de este proyecto familiar, Frank Margenat, afirma que su principal objetivo es “preservar de forma indivisible la histórica finca familiar haciendo rentable un legado que a mis antepasados costó muchos esfuerzos para mantener”. Su abuelo, de hecho, le solía contar que la finca solo le daba para “poderse fumar algunos puros”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada