diumenge, 29 gener de 2012

Unes particulars tendències per al món del vi el 2012

El Espectador de Colòmbia, el mitjà més antic del país, ha publicat en la seva versió digital una particular anàlisi que intenta dibuixar les tendències del món del vi per al 2012. En línies generals hi estic més o menys d'acord, tot i que no s'analitza la guerra de preus ni els problemes dels productors. En el que no estic gens d'acord és en que s'imposi la moda de beure vi en copes sense peu. Riedel va treure una col·lecció que ara per ara s'utilitza més per a aigua o gintònics que no pas per a vi:

Opinión |29 Ene 2012 - 1:00 am

Hugo Sabogal

¿Qué viene para el nuevo año?

Tendencias del vino 2012

Por: Hugo Sabogal

Predicciones para este año sobre el consumo, la producción y la comercialización de esta bebida.


Nuestra vocación por hacer predicciones abarca casi todas las actividades de la vida, incluidas la producción, la comercialización y el consumo de vino. Tras enunciarlas, sólo nos resta esperar a que los aciertos sean muchos, y los yerros, pocos. Dicho esto, lanzo mis anticipos y presunciones para 2012.
Tapones y envases. A pesar de que los mercados de consumo más evolucionados ya se acostumbraron a las nuevas alternativas y tecnologías para proteger al vino de los embates del aire y de la luz, muchos noveles adeptos y algunos veteranos seguirán resistiéndose a aceptar los nuevos cierres y envases, como la tapa rosca, los tapones de silicona y las botellas de menor peso. Lo cierto es que los productores incrementarán el uso de estos implementos para bajar costos, unirse a la ola ambientalista y evitar la devolución del producto por oxidaciones tempranas o contaminaciones no deseadas.
El retorno del vaso. Muchos fabricantes de copas han comenzado a sacar versiones sin tallo, es decir, recipientes similares a los vasos. Gran cantidad de restaurantes y bares en el mundo han adoptado la tendencia. Curiosamente, los consumidores no han presentado mayor resistencia.
Portafolios saludables. El consumo de vinos orgánicos y biodinámicas crecerá de manera considerable. Son productos provenientes de uvas naturales, sin ningún tratamiento químico en el viñedo.
Bajos niveles de alcohol. Tradicionalmente, los vinos europeos poseen niveles de alcohol relativamente bajos, que fluctúan entre un 12% y un 14% de alcohol por volumen. Los vinos de los países del Nuevo Mundo, como consecuencia de su abundante radiación solar, casi siempre están por encima de 14% y, algunas veces, cercanos al 15%. Ante las constantes exigencias del mercado, los productores harán esfuerzos para moderar el tenor alcohólico y entregar vinos más frescos y frutados, y menos calóricos.
Avalancha de marcas y lugares de procedencia. Tras la implementación de los TLC con Estados Unidos y la Unión Europea, Colombia se verá asediada por vinos procedentes de estos dos lugares de origen. Hasta hoy, estos productos están sometidos a aranceles del 25% para poder ingresar al mercado local. En cambio, Chile y Argentina no pagan ese tributo debido a la vigencia de acuerdos bilaterales. Este fenómeno favorecerá a los consumidores , pero afectará los ingresos de muchas casas importadoras que se disputarán una torta todavía pequeña. Igualmente, la mayor oferta forzará los precios hacia la baja y reducirá las utilidades de muchos comercializadores, que, por años, trabajaron con márgenes más altos. Se han conocido extremos en los que un restaurante compra vinos a menos de 20.000 pesos y los vende a 90.000 pesos.
Fusiones y adquisiciones. Razones económicas y de mercado como estas llevarán a pequeñas casas importadoras y comercializadores a unirse para poder sobrevivir.
Tiendas especializadas. Alrededor del 80% de las ventas de vino en los países de consumo se realiza en supermercados. El resto se reparte en restaurantes, bares, hoteles y tiendas especializadas. La oferta de un mejor servicio y las dificultades de movilidad seguirán impulsando el establecimiento de tiendas especializadas, más cerca del trabajo y de la casa.
Nuevos espacios. Desde México hasta Perú, los bares de vinos se multiplicarán, lo mismo que los eventos y festivales masivos para el disfrute de la bebida.
Impuestos en alza. Un factor preocupante para el sector es la tentación de los gobiernos de elevar los impuestos de consumo. En varios países latinoamericanos se ha castigado la venta de vino de manera agresiva, pese a que su ingesta es saludable, si se consume con moderación.
Sin duda, hay otras manifestaciones en proceso de gestación, pero las anteriores previsiones constituyen el hilo conductor de lo que ocurrirá en el mundo del vino en ste año. A pesar de los remezones, la cultura no dará marcha atrás.
  • Elespectador.com| Elespectador.com

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada