dimecres, 9 de gener de 2013

'Malafollá', singular nom per a un nou vi de Granada



Bodega Cuatro Vientos, situada en plena Contraviesa de Granada, equidistant entre el Mediterrani i Sierra Nevada, acaba de treure al mercat un nou vi de nom ben singular: Malafollá. A continuació us adjunto un despatx de l’agència Europa Press (http://www.europapress.es/andalucia/noticia-bodega-crea-vino-malafolla-alusion-topico-caracter-granadino-20130108175534.html) informant sobre aquest vi que sembla que agafa el nom en alusió al tòpic extès sobre el caràcter dels granadins:

Una bodega crea el vino 'Malafollá' en alusión al tópico sobre el carácter granadino

GRANADA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) –
La Bodega Cuatro Vientos, una de las fundadoras de la Denominación de Origen Protegida Vino de Calidad de Granada, ha creado el vino 'Malafollá', en alusión al tópico extendido sobre el carácter de los granadinos.
   El enólogo de la bodega, Francisco Molina, tuvo la inspiración de crear este vino para "embotellar la característica más emblemática del granadino, su 'malafollá', y ya existen dos tipos, un crianza y un tinto.
   La propia etiqueta de la botella define la 'malafollá' como "un carácter local, una forma de ser, un tópico creado, un ser de una tierra, una deformación de una expresión, no ser malo pero aparentarlo'.
   La Bodega Cuatro Vientos ha sido una de las fundadoras de la Denominación de Origen Protegida Vino de Calidad de Granada, dentro de la subzona Contraviesa Alpujarra, según informa en una nota este organismo. Esta bodega y sus vinos han sido premiados en diversos certámenes, como por ejemplo los premios Mezquita, Costa Tropical y Torre de la Vela.
   Además, los hermanos Castillo han hecho posible con las nuevas reformas el museo virtual del vino, en lo fue la antigua bodega. Un museo que se puede ver y sentir, ya que el alma de la bodega es un espectáculo audiovisual de luz y color que introduce al espectador en la explicación del proceso y elaboración del vino.
   En la misma exposición hay un muestrario de las diferentes herramientas y objetos de distintas épocas que han sido reunidas y restauradas con paciencia para poder conservar y transmitir las peculiaridades de la tradición milenaria del vino.
   En el lugar también se puede visitar el Museo de la Trilla, donde además de maquinaria antigua para trabajar con el trigo, se pueden encontrar instrumentos que utilizaban la gente de la zona en su vida cotidiana, desde sartenes para las migas hasta un tacatá.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada