dimarts, 12 juny de 2012

Acord entre la DO Catalunya i l'Ajuntament de Barcelona



Aquest dimarts signo en exclusiva a La Vanguardia, a la secció Viure, l'acord que han segellat la DO Catalunya i l'Ajuntament barceloní i que permetrà a la DO Catalunya mantenir l'empara i la representació dels vins amb la marca Barcelona:


Vía libre a la marca 'Barcelona' tras un acuerdo con la DO Catalunya


RAMON FRANCÀS
Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona tendrá finalmente vía libre para registrar la marca colectiva 'Barcelona' en la Oficina Española de Patentes y Marcas tras resolver la única oposición con la que topó la iniciativa, presentada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Catalunya. El presidente de la DO Catalunya, Xavier Pié, y el primer teniente de alcalde del consistorio barcelonés, Joaquim Forn, han llegado a un acuerdo que se ha visto rubricado por separado. Pié estampó su firma el pasado miércoles en el despacho de la oficina técnico-jurídica de patentes y marcas Morgades del Rio de Barcelona. En el epígrafe 33 queda salvaguardada la pretensión de la DO Catalunya de mantener el amparo y regulación de los vinos con la marca 'Barcelona'. De hecho, actualmente las únicas viñas legales del término municipal de Barcelona son las que son de titularidad del Ayuntamiento barcelonés en Can Calopa de Dalt, en el parque de Collserola. Se plantaron variedades representativas de diferentes zonas litorales del Mediterráneo, como las autorizadas syrah y garnacha y como las experimentales aglianico, agiorghitiko y sangiovese. La primera producción, de edición muy limitada, data del 2003. El destino principal de estos vinos es el de ser servidos en los actos oficiales del consistorio de la Ciudad Condal. Con el acuerdo, la DO Catalunya mantiene el amparo y representación de unos vinos que acogió desde su inicio. En los próximos días el texto donde se ha sellado el pacto será enviado al Institut Català de la Vinya i el Vi (Incavi) de la Generalitat por ser ésta la institución que tutela a la DO Catalunya.
    La oposición de la DO Catalunya, presentada el 26 de marzo de este año, se ha resuelto en poco más de dos meses. Xavier Pié no tiene dudas de que el acuerdo alcanzado es “satisfactorio para ambas partes”, y apunta que ha habido buena predisposición para “arreglar la cuestión” y evitar que pueda haber “futuros problemas”. El reproche planteado por el Consejo Regulador que preside Pié a través de su agenrte de marcas implicaba la paralización del registro formal de la marca Barcelona ante el Ministerio de Indústria. Ayuntamiento y Consejo Regulador se habían dado de plazo máximo hasta el viernes pasado para alcanzar una salida consensuada.
    El documento del acuerdo, al que ha tenido acceso La Vanguardia, recoge que “el Ayuntamiento de Barcelona tiene interés en conjugar los intereses municipales con los de la DO Catalunya, y a estos efectos considera necesario reconocer el obligado cumplimiento de la normativa sectorial de la DO Catalunya”. También se indica que “el Ayuntamiento de Barcelona reconoce el papel esencial del Consejo Regulador de la DO Catalunya en la protección y defiende del interés público de la mencionada DO y, en consecuencia, manifiesta el pleno cumplimiento de la normativa de la DO Catalunya con respecto a la tramitación de los expedientes relativos a las solicitudes cursadas para la utilización dentro de la clase 33 de la marca colectiva 'Barcelona'”. De esta forma y en lo que haga referencia a los vinos, el consistorio barcelonés dará “pleno cumplimiento” de la normativa de la DO Catalunya y pedirá a su Consejo Regulador un informe preceptivo relativo al cumplimiento por parte de los solicitantes de los requisitos y los parámetros técnicos y de calidad establecidos por el reglamento de la DO Catalunya. Este informe tendrá carácter vinculante en caso de que se pongan en evidencia graves incumplimientos de los requisitos técnicos y de calidad establecidos en la DO Catalunya.
    La Catalunya es la principal denominación de origen vitivinícola catalana en volumen. Su producción amparada se acerca ya a los 60 millones de botellas. Durante el 2011 se comercializó un volumen equivalente a 55,7 millones de botellas, de las cuales 23,1 (41,5%) corresponden al mercado interior y los 32,6 millones restantes (58,5%) se han destinado a los mercados exteriores. Si se comparan estas cifras con las del año 2010 se observa un crecimiento en ambos mercados, más acusado en el exterior, un +7%, y más moderado en el interior, un +1,8%. El crecimiento total de comercialización con respecto al ejercicio anterior ha sido de 2,5 millones de botellas (+4,8%). En el 2011 se ha superado en más de un millón de botellas el máximo histórico de 54,5 millones registrado en 2008.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada