divendres, 1 juny de 2012

Aprofundida anàlisi d'Intervin



En el primer número de la revista Selectus Wine m'estreno amb una aprofundida anàlisi de la darrera edició del saló Intervin i de la fira Alimentaria:

Virtud pese a las adversidades 


RAMON FRANCÀS

Fue el filósofo y científico griego Aristóteles quien, con gran atino, reveló que en las adversidades sale a la luz la virtud. La célebre frase sirve para ilustrar la cifra récord de visitantes profesionales que ha cosechado el salón Alimentaria en plena recesión económica. El salón ha congregado a 142.000 profesionales y cerca de 4.000 empresas expositoras. Con un día menos de salón y pese a la jornada de huelga general, los visitantes que ha recibido Alimentaria se han incrementado un 1,4%. La asistencia de profesionales internacionales también ha batido todos los récords con 40.000 visitantes provenientes de 60 países, un 11 % más que la última edición. Además, más de 1.700 periodistas se han acreditado para seguir uno de los salones de alimentación y bebidas más importantes del planeta. Aunque, como dijo el novelista francés Edmond Gouncourt, la estadística es la primera de las ciencias inexactas.
La organización también ha valorado con nota alta la celebración del salón Intervin, uno de los motores de Alimentaria, destacando que ha sido capaz de fidelizar a los principales grupos vitivinícolas españoles. El presidente de Intervin, Juan María Torres, pone como ejemplo la presencia de firmas de de la talla de Freixenet, Codorníu, Miguel Torres, Félix Solís, Juvé & Camps, Dinastía Vivanco, Protos, CVNE, Paternina y Bodegas Matarromera, entre otros. También se ha destacado que “el tirón internacional del salón también ha atraído a bodegas y marcas de famosos como Bodegas Iniesta y el Txakolina-K5 del chef vasco Carlos Arguiñano”.
Pese a ello, se ha hablado, y mucho, de las destacadas ausencias en Intervin. En el salón de los vinos y los espirituosos de Alimentaria han participado 750 expositores, 59 menos que en la última edición. Llamativas han sido las ausencias de grandes grupos vitivinícolas como Domecq Bodegas-Pernod-Ricard, Castell de Perelada o González & Byass en un salón que no pocos productores temen que Catalunya acabe perdiendo. Hay bodegueros catalanes que opinan, como apuntó el escritor estadounidense David Viscott, que “aceptar nuestra vulnerabilidad en lugar de tratar de ocultarla es la mejor manera de adaptarse a la realidad”. González Byass alude al hecho de que “este año es todavía muy complicado por la crisis”, y que han tenido que “concentrar inversiones en otras prioridades”. Abadía Retuerta tampoco ha expuesto este año en Intervin. Desde esta bodega de Sardón de Duero, que como González Byass sí estuvo presente en la última edición, se afirma que participar en este tipo de feria no entra en su “política”. Añaden que prefieren destinar recursos a “otras acciones más personalizadas e individualizadas”. Manuel Muga, responsable de exportación y marketing de la riojana bodega Muga del barrio de la Estación de Haro, confía en el hecho de que su ausencia este año sea “puntual” y espera que, de cara a próximas ediciones, “podamos estar presentes”.
En Intervin tampoco se han dejado ver este año Parxet-Tionio, Pesquera, Raventós i Blanc, Nadal, Mestres, Recaredo, Oriol Rossell, Viticultors Mas d'en Gil, Finca La Emperatriz y una larga lista de bodegas. Y otras firmas que sí participaron en la última edición haciendo tándem, como la catalana Gramona y la riojana Roda, este año han decidido no participar para instalarse a solo unos pocos metros de Intervin, en el hotel Porta Fira, lo cual ha suscitado cierta polémica en el sector.
El presidente de Intervin responde a las ausencias afirmando que “la crisis actual ha obligado a la mayoría de empresas a reducir sus gastos. Sin embargo, las principales empresas vitivinícolas han seguido apostando este año por Intervin”. Juan María Torres añade que “el salón ha conseguido un carácter internacional muy marcado, una característica que lo ha convertido en un centro de oportunidades de negocio a nivel global que esta edición ha atraído nueva participación internacional”. Este 2012, en el que se ha apostado decididamente por la internacionalización, han expuesto por primera vez Holanda y Reino Unido y se ha contado con la participación especial de México con tequilas y mezcales, sin olvidar a grandes productores como Francia y Portugal. Además, según Torres, algunas de las compañías ausentes ya han manifestado su intención de estar presentes en la edición de 2014. El presidente de Intervin afirma que no ve “ninguna razón” que pueda hacer peligrar la continuidad de Alimentaria en Catalunya, teniendo en cuenta que “el número más importante de empresas de alimentación expositoras se encuentran en Catalunya”. Recuerda que Alimentaria es una salón de la joint venture Alimentaria Exhibitions, conformada al 50% por Fira de Barcelona y por el líder ferial internacional Reed Exhibitions. Además, Alimentaria “es un patrimonio de país indiscutible que hemos construido entre toda la industria, tanto catalana como española e internacional, y de la que toda España se siente orgullosa”. A la hora de defender su continuidad en el recinto ferial de Gran Vía de Fira de Barcelona, Juan María Torres no duda en asegurar que “Barcelona es la ciudad española que reúne las mejores condiciones, no solo por la ubicación de la feria, dentro de la ciudad, si no por su situación privilegiada: clima extraordinario, proximidad al mar, con una vasta oferta de hoteles de 4 y 5 estrellas y muy bien comunicada”.
También muy comentada ha sido la coincidencia de destacados actos paralelos que han mermado visitantes a Intervin. Es el caso de Can Ràfols dels Caus, que ha continuado aprovechando la celebración del salón para organizar ‘Doce autores y sus vinos’, reuniendo grandes bodegueros y sus vinos en su masía de Avinyonet del Penedès. Además, Vila Viniteca reeditó con una asistencia espectacular, unos 4.000 profesionales, ‘La música del vi’, que llegó a su séptima edición en la Llotja de Mar de Barcelona con más de 140 bodegas, representando a 32 denominaciones de origen españolas y ocho países. Otras bodegas, como Recaredo, enriquecieron el off-Alimentaria, aunque sin coincidir con el horario de la feria, presentando con jamón, ostras, caviar y chocolate en el Glassroom de Passeig de Gràcia de Barcelona la tercera añada de su hedonista cava Turó d’en Mota, la extraordinaria y afrutada edición del 2002. Otras iniciativas destacadas del off-Alimentaria fueron la fiesta de garnachas del hotel Omm de Barcelona, la G-Night (en la que participaron más de 25 bodegas de todo el mundo), o una burbujeante fiesta organizada por Gramona en el barcelonés Astoria Club (la Bubbles Night).
El director de Alimentaria y director general adjunto de Alimentaria Exhibitions, Josep Antoni Valls, remarca que “el nivel de calidad de Intervin y del resto de salones de Alimentaria ha sido impecable”, como incluso han reconocido los organizadores de la feria internacional de vinos y bebidas alcohólicas Prowein, de Dusseldorf. Valls hace una valoración “absolutamente positiva” de un Intervin 2012 instalado en un “recinto de primer orden mundial”. El director de Alimentaria también afirma que, pese a la
necesidad de muchas bodegas de reducir costes en plena crisis para presentar una mejor cuenta de explotación, se hace necesario “apostar por la construcción de marca y por la presencia en el mercado”. Es por ello que considera que “más que nunca es imprescindible Intervin”, puesto que “para ser fuertes en los mercados internacionales primero hay que serlo aquí, en casa”. En este sentido recuerda que Intervin 2012 ha sido una excelente plataforma para sellar contactos y acuerdos comerciales de carácter internacional. Valls también destaca que el alimentario es un sector “que vertebra la economía y el progreso, totalmente comprometido con la salud, la sostenibilidad, el empleo, la economía, la cohesión social, la cultura, la innovación, el mundo rural y la marca España”.
“La internacionalización da a Alimentaria su gran potencia. 

El presidente de Fira de Barcelona recuerda que Alimentaria es “un esfuerzo colectivo en bien de todos”




El presidente de Fira de Barcelona, de Alimentaria y del Grupo Freixenet, Josep-Lluís Bonet, también ha realizado una valoración “muy positiva” de una edición de Alimentaria que, pese a la crisis económica y a contar con una jornada menos, ha visto “desbordar” todas las previsiones consiguiendo un récord de visitantes profesionales. De hecho, Alimentaria ha conseguido revalidar pese a las adversidades su condición de certamen español de referencia para el sector agroalimentario y su posición entre las tres ferias alimentarias más importantes del mundo. Bonet, en una entrevista concedida a Selectus Wines, da especial importancia a la presencia internacional. No en vano considera que “Alimentaria se caracteriza por su apuesta internacionalizadora, que es lo que le da su gran potencia”. Alimentaria ha propiciado más de 8.000 reuniones entre empresas españolas e importadores de todo el mundo y ha invitado a unos 500 profesionales internacionales junto a Fiab, ICEX, AMEC, ACC1Ó y la Cámara de Comercio de Barcelona.
Aunque afirma que “cada uno es libre de hacer lo que quiera”, Josep-Lluís Bonet hace un llamamiento a una mayor participación en futuras ediciones de Intervin recordando que “la orientación hacia la internacionalización de las marcas de calidad conviene al país”. Añade que la edición de este año de Intervin ha cosechado un éxito “extraordinario” en un contexto de dificultades económicas y de crisis de consumo. También recuerda que Alimentaria es la segunda feria del sector de la alimentación del mundo en cuanto a metraje, y “de las primeras, sino la primera, desde la perspectiva cualitativa”. Josep-Lluís Bonet ve “difícil” que Alimentaria pueda dejar Catalunya. En este sentido apunta que Alimentaria está “muy consolidada”, y afirma que la reciente edición “ha ido muy bien”. Ello no obsta, sin embargo, para que descarte la posibilidad de estudiar “alianzas, cooperaciones o alianzas con otras iniciativas”, manteniendo como sede la de Fira de Barcelona. Es consciente, sin embargo, que en España no hay cabida para dos grandes ferias como Alimentaria e Intervin. En cuanto a las ausencias de Intervin, Bonet ha subrayado que “el salón es un esfuerzo colectivo del sector en bien de todos realizado con generosidad absoluta”, y ha hecho un llamamiento a reflexionar sobre la importancia de apostar sin brechas por esta destacada iniciativa ferial.
Por otra parte, Josep-Lluís Bonet es plenamente consciente de que “a Barcelona le va muy bien Alimentaria”, la iniciativa ferial más importante de Catalunya junto con el Mobile World Congress. De hecho, se estima que Alimentaria ha generado, en esta última edición, un impacto económico que se sitúa entre los 170 y los 200 millones de euros. En la valoración final, el presidente de Alimentaria ha señalado que la edición del 2012 ha destacado tanto por la cantidad como por la calidad de los profesionales asistentes al evento, lo que supone la confirmación de la fortaleza de un sector como el alimentario, que “está plantando cara a la crisis con datos positivos, y que tiene una gran trascendencia económica en el presente y futuro del país”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada