dimecres, 7 d’agost de 2013

Sumarroca entra al Montsant, a Rueda i a la Rioja, avui a La Vanguardia

Carles Sumarroca i Josep Puig a l'Heretat Sabartés

A la recontraportada, a la secció d'Economia de l'edició de La Vanguardia d'avui dimecres signo una informció sobre l'entrada de Sumarroca a les DO's Montsant, Rueda i Rioja, així com la seva nova aposta enogastronòmica i enoturística a la seva seu baixpenedesenca:


La firma da el salto y se estrena en las DO Montsant, Rueda y Rioja

Triple salto de Sumarroca


RAMON FRANCÀS
Banyeres del Penedès

Sumarroca, que hasta ahora solo elaboraba cavas y vinos tranquilos amparados por la DO Penedès, ha dado un triple salto para diversificar la producción, entrando en las denominaciones de origen Montsant, Rueda y Rioja. Acaban, pues, de subir tres peldaños de una zancada en su nueva estrategia para “satisfacer la demanda de nuestros distribuidores e importadores ya fidelizados”. Según el director general de la bodega, Josep Puig, “la idea partió del Montsant, donde las viñas que tenemos localizadas forman escalones, lo que nos llevó a registrar la marca Graons. A partir de aquí, nos gustó el concepto que indica que Sumarroca inicia una nueva estrategia aprovechando el amplio equipo técnico, con cinco enólogos, para ‘subir’ escalón a escalón hacia nuevas denominaciones”. Así, pues, han nacido los vinos Graons en Montsant (con el Celler del Masroig), Peldaños en Rueda (de la mano de la bodega elaboradora de Mantel Blanco: Álvarez y Díez) y Maila, que significa peldaño en euskera, en la Rioja (a través de la bodega familiar Finca Manzanos). Además, no descartan estrenarse en un futuro próximo en otras denominaciones con el objetivo de ampliar el portafolio de su comercial.
            La nueva estrategia también pasa por trasladar de Molí Coloma (Subirats) a la Heretat Sabartés (Banyeres del Penedès), una bella propiedad con 35 hectáreas de viñedos, la sede social de Sumarroca. Con la dirección de los fogones en manos de Montse Ribas, han decidido apostar por el enoturismo ofreciendo actividades de turismo gastronómico y enológico. Su apuesta es por la alta gastronomía, sin olvidar los banquetes y las bodas. También cuentan con salas de reuniones, piscina, una tienda con sus productos gourmet, vinos y cavas e incluso hoyos de golf. Pese a considerar en el pasado que “invertir en el negocio de los platos y las ollas era la última cosa que podía imaginar”, hoy el presidente de la firma, Carles Sumarroca, no tiene dudas de que “ligar gastronomía y vino sería muy importante para el Penedès”. De esta forma Carles Sumarroca pretende rentabilizar una finca con un palacete de mediados del siglo XVIII. Es una casa-palacio que adquirió en subasta hace unos 25 años en Madrid por poco más de 30 millones de las antiguas pesetas. La compró “solo por sus viñas”.
            Pese a la crisis, Sumarroca consiguió crecer un 2,7% en el último ejercicio, presentando una facturación de 6,8 millones de euros en 2012. Su producción asciende a 1,45 millones de botellas con DO Penedès y a 1 millón de botellas de cava. Las exportaciones ya suman un 26% del total de la producción, siendo Bélgica, Suiza, Alemania, Holanda, Japón y Estados Unidos sus principales mercados. Sumarroca, además, que suma más de 400 hectáreas de viñedos propios, representa un 6% del total de las ventas de la DO Penedès (7% sobre el total nacional). Sumarroca distribuye a través de Selfoods las marcas propias Sumarroca, Aranca (conservas) y La Boella (aceite), así como otras marcas en distribución para Catalunya. En total, la cifra de negocio alcanzó, en 2012, un consolidado de 11,6 millones de euros.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada