dissabte, 18 de maig de 2013

L'aposta de Nadal per la internacionalització i l'enoturisme, avui a La Vanguardia

Imatge històrica de la verema a Nadal

A la recontraportada de la secció d'Economia de l'edició d'avui dissabte de La Vanguardia signo un reportatge que recull l'aposta per la internacionalització i l'enoturisme de Caves Nadal, que enguany fa 70 anys. Què en penseu?

Turismo para crecer

La exportación permite a Cavas Nadal mantener una facturación de 2,4 millone


RAMON FRANCÀS
Torrelavit
Las cavas Nadal decidieron en 2005 apostar decididamente por la internacionalización y por el negocio enoturístico. Su apuesta estratégica fue todo un acierto. Si hace siete años solo exportaban 15.000 botellas, en el último ejercicio ya vendieron en los mercados internacionales 130.000 de las 400.000 botellas de cava que elaboran. Japón, Bélgica y el resto de mercados comunitarios, Israel y Suecia es donde más botellas de Nadal se descorchan. Su negocio en España se circunscribe, prácticamente, al mercado catalán (70%). Y es precisamente gracias a la exportación, como afirma el director general, Xavi Nadal, que las cavas han conseguido en el último ejercicio compensar la caída de ventas de un 8% en el mercado español para mantener una facturación de 2,4 millones de euros. Considera que mantener las ventas es “un súper éxito” vista la coyuntura económica. Este año confían  penetrar en la China y en Brasil.
            Pese a que siempre se han abierto a las visitas, desde su fundación en 1943, su apuesta más decidida por el enoturismo y el ocio se consolidó hace una década, con la creación de Amics de Caves Nadal, un “laboratorio de ideas” que dirige la esposa de Xavi Nadal, Silvia Velencoso. En el club, que cuenta con un centenar de socios, se testan actividades que acaban ofreciéndose a todos los visitantes. Proponen desde paseos con Segway o 'burricleta' (bicicletas eléctricas) a marchas nórdicas, tardes de astronomía, catas o maridajes. Cavas Nadal incorpora este año a su oferta de actividades una paseada en carro tirado por caballos por las viñas de la finca, de 100 hectáreas. La bodega ha adquirido un carruaje Wagonette Tresserres especialmente diseñado para circular por caminos rurales y con capacidad para seis personas. Incorpora una cubitera y durante el trayecto se puede ir degustando cava. Pero su proyecto enoturístico más destacado de este año, en el que invierten 120.000 euros, pasa por crear en las propias cavas una sala de cata y un centro de convenciones. Esperan poner en marcha las nuevas instalaciones, con las que atraer reuniones de empresa y presentaciones, en los próximos meses. Nadal entiende que “nuestro proyecto situado en un entorno natural incomparable, con viñedos de los que no autoabastecemos, y las variadas actividades que proponemos suponen un gran atractivo tanto para los enoturistas como para las empresas”.
            Las cavas cumplen este año el 70 aniversario de su fundación por parte de Ramon Nadal Giró, abuelo del actual director general. El negocio se asentó en la finca familiar de Can Nadal de la Boadella, en Torrelavit, donde siempre se ha cultivado la vid desde finales del siglo XVI.  En 1943, dos años después de que Ramon Nadal replantara la propiedad tras haber sido expropiada durante la Guerra Civil para construir un aeródromo, elaboraron su primera botella de cava. Se resisten a elaborar tintos convencidos de que en solo unos cinco años el vino blanco y el cava tendrá un peso “terrible”  en las preferencias de los consumidores.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada