dimecres, 30 desembre de 2009

El resorgir del Penedès


La DO Penedès vol resorgir. Aquest dijous abordava a La Vanguardia en un ampli reportatge la situació. Quina és la vostra opinió?


La denominación de origen Penedès se moviliza para recuperar prestigio

Los polígonos industriales y el bajo precio de la uva han reducido la producción en 25 millones de botellas   |  La recuperación implica potenciar el enoturismo y aumentar la calidad   |  En las tierras del Penedès se elabora vino desde el siglo IV a.C., pero desde el 2003 sufre una progresiva pérdida de prestigio
          0 votos
Disminuir fuenteAumentar fuente
ImprimirE-mail
RAMON FRANCÀS  | Vilafranca del Penedès | 28/12/2009 | Actualizada a las 23:35h | Ciudadanos
"Sabemos que estábamos enfermos y por ello hemos ido al médico, y ahora nos estamos tomando lo que nos ha recetado". Con estas palabras el director del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Penedès, Josep Ribas, ilustra una situación preocupante de pérdida de prestigio y de cuota de mercado del Penedès. De hecho, desde el 2003 en esta región vitivinícola, donde se elabora vino desde el siglo IV a.C., se ha reducido la producción en cerca de 25 millones de botellas, perdiendo iconos como los blancos Viña Sol o Viña Esmeralda de Torres, actualmente amparados por la DO Catalunya.
Sólo en el último año la producción ha pasado de 34,9 millones de botellas a 27,6. Desde el 2003 el Penedès también ha visto como se reducía en 30 el número de bodegas elaboradoras, mientras que se perdían cerca de 2.000 viticultores y las hectáreas de viña retrocedían en unas 2.500. Desde el Consejo Regulador de la DO Penedès se ha venido considerando que "la particular situación geográfica del Penedès –del mar a la montaña– hace que el paisaje sea cálido y armonioso, lleno de luminosidad mediterránea y muy acogedor". Pese a ello, la proliferación de polígonos industriales y logísticos, la substitución de los ancestrales paisajes de viñedos por cemento y la grave crisis por el bajo precio que se paga por la uva a los viticultores han disparado todas las alarmas. Incluso la sede del Consejo Regulador, del Institut Català de la Vinya i el Vi de la Generalitat o de la patronal de los vinos (Uvipe) está situada en un polígono. Y es que el Penedès se ha ido alejando progresivamente del modelo de las zonas enoturísticas de prestigio mundial.

Para corregir la situación se ha impulsado un plan estratégico que incluye una treintena de iniciativas tendentes a buscar una personalidad diferenciadora para los vinos del Penedès, así como elevar el listón del prestigio y de la calidad. Se propone hacer bandera de la variedad de uva blanca xarel·lo, potenciar la oferta enoturística y preservar el ancestral paisaje de viñedos, así como crear una categoría que singularice los vinos de más alta expresión y conectar más con el consumidor con un lenguaje sencillo y comprensible. Incluso recientemente han escogido un nuevo eslogan ("Sol i vi") y un nuevo logotipo y han puesto en marcha una campaña publicitaria.

El presidente de la DO Penedès, Francesc Pascual, incide en la necesidad de incrementar el nivel de calidad para garantizar el futuro, así como explotar "al máximo" las potencialidades enoturísticas que se brindan por la proximidad del Penedès con Barcelona y Tarragona. Pascual, que ve que hay "ganas e ilusión" para remontar la situación, afirma también mostrarse convencido de que no hay futuro si el viticultor no se pude ganar la vida, ya que "de lo contrario difícilmente producirá uva de calidad".

El responsable de la viña y el vino del sindicato Unió de Pagesos, Joan Santó, dice que con el nuevo plan estratégico "hemos pasado de hacer todo lo que se quería a sólo hacer unas cuantas cosas", lo cual le lleva a temer que "no todos estarán dispuestos o podrán seguir el plan estratégico". Santó entiende que es fundamental recuperar la "identidad propia", que ahora considera "perdida", y recuerda que "el viticultor debe poder ganarse la vida con unos precios justos". El presidente de la patronal de los vinos del Penedès, Miguel A. Torres, cree en "el entusiasmo de las nuevas generaciones" para elevar el prestigio del Penedès y en la apuesta por las variedades autóctonas y las que se están recuperando.

A iniciativas como Qalidès (asociación integrada por Albet i Noya, Avgvstvs, Can Feixes, Can Ràfols dels Caus, Torres, Gramona, Jané Ventura, Jean León y Mas Comtal), que apuesta por la elaboración de vinos que "expresen una búsqueda apasionada de la calidad sin restricciones y un respeto por el entorno y el terruño", se añade ahora el ímpetu de nuevos proyectos impulsados por nuevas generaciones, como el de Marcel Sabaté con su decidida apuesta en Castellroig por los vinos y cavas de terruño. Su contagioso entusiasmo puede encontrarse también en proyectos como el de Mas Candí y en otros jóvenes enólogos y bodegueros, como es el caso de los hermanos Joan y Josep Cusiné y sus respectivas esposas (Parés Baltà), de los hermanos Manel y Ramon Aviñó (Can Ramon Viticultors del Montgròs), de Marcelo Desvalls (Finca Viladellops), de los hermanos Antoni y Mercè Rossell junto con el enólogo Salvi Moliner (Oriol Rossell), de Enric Soler junto con Ester Nin (padres del Nun Vinya dels Taus) o de la pareja formada por Irene Alemany y Laurent Corrio (autores del tinto de alta expresión Sot Lefriec), pero también en creadores vinculados a grandes firmas, como Mireia Torres (Bodegas Torres), Damià Deàs y Eva Plazas (Vilarnau) o de los hermanos Paco y Toni de la Rosa (Torelló).


Fe ciega en el terruño


RAMON FRANCÀS
Sant Sadurní d’Anoia

Pese a los nubarrones que amenazan tormenta, no pocos jóvenes inquietos se muestran convencidos de las potencialidades del Penedès. Pepe Raventós, de 35 años, ostenta la representación de la decimonovena generación de una misma familia propietaria de una de las fincas más antiguas y emblemáticas del Penedès. Sus ancestrales viñedos ocupan 70 hectáreas de las 90 de esta finca de Sant Sadurní d’Anoia. Su gran símbolo es el longevo roble de Can Codorníu, de más de tres centurias. Hace ya dos años que se hizo con las riendas de la gestión de Raventós i Blanc, una bodega de referencia fundada por su abuelo que elabora medio millón de botellas de cava y 300.000 de vinos amparados por la DO Penedès. Cuando empezó a trabajar en la bodega, en 2001, sólo exportaban el 10% de la producción. Ahora, cuando acaban de entrar en la China, ya comercializan en 25 mercados internacionales un 25% de su producción. Sólo en Nueva York ya venden el doble que en Madrid. Pero su “gran sueño” es situar los vinos y cavas que nacen de sus viñedos “en el mapa mundial de los vinos de prestigio”. Y en ello están, apostando por productos que “expresan el terruño, el clima y la personalidad del Penedès”. Pepe Raventós considera que los vinos del Penedès nunca han gozado de prestigio, aunque sí han sido rentables y han tenido “notoriedad”. Cree obcecadamente en las “oportunidades” que brinda el futuro al Penedès pero advierte, ante la progresiva desaparición de viñedos y la proliferación de polígonos logísticos y industriales, que “cualquier región vitivinícola de prestigio mundial va asociada a un paisaje de calidad”. Pone como ejemplo de ello la Borgoña, California, la Champagne, la Toscana, Alsacia o el Priorat. Es por ello que propone crear “anillos de protección vitícola” en el Penedès.
A Jordi Arnan, de 38 años como Ramon Parera, su socio en la bodega Pardas de Torrelavit, le gusta contar una anécdota que ilustra el desconocimiento y el poco respeto que despierta el mundo rural en general, y el vitícola en particular. Hace ya años, en fechas próximas a las fiestas navideñas, sorprendió a un hombre que armado con un serrucho intentaba llevarse una de sus vides para convertirla en su árbol de Navidad. Al darle el alto se llevó como respuesta que la vid había fenecido. Al parecer, desconocía el parón del ciclo vegetativo durante el periodo invernal. Arnan y Parera profesan una “fe ciega en el Penedès”. Añaden que “creemos enormemente en las potencialidades de nuestra tierra”, y aseguran que “de aquí no nos moverán”. Entienden que el Penedès está situado en una zona estratégica justo al lado de Barcelona y que, con una buena gestión de este activo, se pueden obtener muchas oportunidades de desarrollo económico gracias al enoturismo. Su trabajo, que se adapta a los parámetros de la agricultura ecológica, es muy respetuoso con la diversidad y el equilibrio natural en las viñas. Iniciaron su proyecto en 1996 pero no fue hasta el 2004 que lanzaron sus primeros vinos al mercado. Han apostado fuerte por las variedades autóctonas, como el xarel·lo y el sumoll, y ya han alcanzado una producción de 50.000 botellas, de las que exportan un 30%.
Aunque ya empieza a coger el mando de Recaredo, una de las firmas más prestigiosas del Penedès, no está previsto hasta dentro de dos años que Ton Mata Moliner, de 39 años, se haga cargo de la dirección general de esta bodega de Sant Sadurní d’Anoia que se ha centrado en los cavas brut nature de añada y de larga crianza pero que también elabora un tinto y un memorable vino blanco de xarel·lo. Ante la destrucción del paisaje ancestral de viñedos y la proliferación de polígonos, Ton Mata fue uno de los fundadores, junto con Ramon Parera, de la asociación Al Penedès Vinyes, actualmente inactiva. Se muestra convencido de que el futuro del Penedès pasa por la protección de su paisaje. En este sentido apunta que el Penedès es necesario como la gran zona verde situada entre las dos grandes áreas metropolitanas de Barcelona y Tarragona. Ton Mata, la tercera generación de una firma fundada en 1924, cree en el atractivo del Penedès como zona enoturística de primer orden dada la proximidad con Barcelona. De hecho, afirma que “sin paisaje no seremos capaces de hacer percibir que en el Penedès se hacen grandes vinos”. El futuro tampoco lo concibe sin apostar por las variedades autóctonas, especialmente por la polivalente xarel·lo, y por la viña como elementos esenciales. Defiende, pues, los elaboradores de calidad que controlan todo el proceso, desde el viñedo hasta el embotellado y el etiquetado.
Un caso único es el de Albert Jané, de 36 años, un inquieto enólogo del Baix Penedès que dejó las cavas familiares de El Vendrell para desarrollar un proyecto más personal en la DO Montsant, donde ha cosechado un éxito fulgurante con Acústic Celler. Incluso el gurú norteamericano Robert Parker, el prescriptor más influyente del planeta, ha ensalzado sus vinos. Ahora Albert Jané quiere volver a casa y calcar en el Penedès su proyecto de la comarca del Priorat, apostando igualmente por “viejas viñas ancestrales de variedades autóctonas”. Ya está “mirando” viejos viñedos plantados en vaso en zonas altas del Penedès, como El Montmell, interesándose inicialmente por variedades blancas como el macabeo, el xarel·lo, la subirat parent o la malvasía de Sitges. En una segunda fase quiere desarrollar tintos en base a variedades como la sumoll, la garnacha o la cariñena. Ve en las longevas y retorcidas vides un patrimonio equiparable a “las viejas iglesias”. Cree “en el muchísimo potencial, carácter, singularidad, historia y cultura del Penedès”, y quiere volver a la agricultura que practicaban sus antepasados. Se ha marcado como objetivo que sus primeras botellas del Penedès salgan ya de la cosecha del 2010. Lamenta el exceso de vinos que se elaboran con variedades internacionales y no tiene dudas del “gran futuro” que tiene el Penedès, “una zona privilegiada con paisajes preciosos”, si se apuesta por vinos que expresen mayor “identidad y carácter”.

dilluns, 28 desembre de 2009

Gramona treu pit


Gramona ha rebut una pluja de premis i qualificacions. Els elaborats d'aquestes caves tradicionals de Sant Sadurní d'Anoia han estat unànimament premiats per les guies espanyoles del 2010 mentre la revista Wine & Spirits ha considerat aquest celler que dirigeixen els cosins Jaume i Xavier Graona com un dels millors cellers del món (l’ha inclòs en el seu Top 100 mundial). En els útims dies ens ho han fet saber a través d'una important campanya publicitària a la premsa.

Gloria Ferrer, entre els millors segons Wine Spectator


Un escumós i un vi tranquil de Gloria Ferrer, el celler californià del grup Freixenet, han estat inclosos en la llista dels millors 100 vins de la prestigiosa publicació Wine Spectator. Han estat escollits entre 15.000 productes tastats a cegues.

diumenge, 27 desembre de 2009

Cava gran reserva de vinyes de xarel·lo de més de 50 anys



El jove projecte de Mas Bertran Viticultors de Sant Martí Sarroca, que fins ara s'ha centrat en la selecció de vins base, acaba de treure al mercat un cava elaborat a partir de la varietat de moda, la xarel·lo, conreada en vinyes de fa més de 50 anys. És un brut nature sense licor d’expedició ni sucre afegit. Només s’han fet 5.540 ampolles i és cremós, amb un carbònic molt ben integrat i fresc tot i ser del 2006. Es tracta d'un producte força interessant.

La revolució de Gandesa


Continuant amb el boom de la Terra Alta, també dijous passat abordava a La Vanguardia, en aquest cas a la secció d'Economia, un reportatge sobre la revolució iniciada a la Cooperativa de Gandesa. El darrer fruit d'aquesta revolució és un prodigiós encara que escassíssim vi negre de carinyenes molt velles, el més que recomanable Puresa.


Plan de la Cooperativa de Gandesa para alcanzar los 1,5 millones de botellas en 5 años
Revolución en la ‘catedral del vino’


RAMON FRANCÀS
Gandesa


Renovarse o morir, esta es la cuestión. El Celler Cooperatiu de Gandesa ha experimentado una revolución, un giro empresarial que le ha permitido saltar “de golpe” del siglo XIX al XXI. Tras invertir 3 millones de euros procedentes de recursos propios y revolucionar su mentalidad y su imagen de marca, han pasado de las 50.000 botellas que elaboraron en 2004 al medio millón del 2008. El gerente de la cooperativa, enólogo y director de ventas y exportación, Joan Maria Riera Agustina, no tiene dudas de que la clave del éxito de la Cooperativa de Gandesa ha sido “ofrecer una calidad excepcional a unos precios muy competitivos, sin resultar ser baratos en nuestro entorno”. Riera añade que todo ello lo han conseguido “sin regalar Porsche Cayenne ni viajes a Cancún”. Asegura, además, que en los últimos 5 años sólo han perdido un único cliente. Pero su revolución organizativa y de modelo empresarial no ha concluido. En su plan de empresa para el quinquenio del 2009 al 2014 han diseñado pasar del medio millón de botellas actuales a 1,5 millones. El gerente de la cooperativa se muestra convencido de que en los próximos 5 años, a causa de la difícil situación del sector y el mercado, hasta un 40% de los actuales 453 socios de Gandesa se verán obligados a abandonar la cooperativa. Según Riera, “nuestro objetivo es poder asegurar un futuro ligado a la tierra a los hijos de nuestros socios”. Pese a su decidida apuesta por el vino embotellado de calidad, que ha culminado con el lanzamiento de un magistral tinto de cariñenas muy viejas bautizado con el nombre de Puresa, no renuncian al vino a granel vendido en garrafas. Siguen vendiendo en torno a 800.000 litros de vino en garrafas, incrementándose las ventas con la crisis en el último ejercicio un 15% tras las incesantes caídas de los últimos años. El Celler Cooperatiu de Gandesa también fue el primero en solicitar a la DO Terra Alta poder comercializar su vino en Bag in Box (envases de cartón que contienen una bolsa de polietileno provisto de grifo).
El otro gran proyecto que esperan ver hecho realidad es la anunciada restauración de su modernista bodega histórica, que fue encargada al arquitecto Cèsar Martinell el 19 de febrero de 1919 por parte de Josep Mª Sierras, fundador y primer presidente de la cooperativa. La restauración de esta bodega bautizada como la ‘catedral del vino’ que actualmente preside José Navarro Adell supondrá una inversión de 600.000 euros, que aporta la Obra Social de La Caixa a través de un convenio firmado con la Generalitat. Con la restauración y adecuación de esta bodega catalogada como Bien Cultural de Interés Nacional la Cooperativa de Gandesa pretende relanzarse a través del enoturismo.
Pese a la revolución iniciada, la facturación se ha incrementado de forma lenta. Si en el 2004 las ventas ascendieron a 1,4 millones de euros, en el 2008 alcanzaron los 1,7 millones. El 90% de su volumen de negocio lo deben al vino, aunque también comercializan aceite, almendras, aceitunas y abonos, y mantienen una sección de crédito.

La garnatxa blanca i el boom de la Terra Alta


No hi ha dubte que la Terra Alta està vivint una més que interessant eclosió. El boom de la Terra Alta sorprèn tothom. La garnatxa blanca és un dels seus grans símbols, una varietat molt versàtil que està oferint grans productes. Dijous passat, la vigília de Nadal, en parlava a la secció La Vinoteca Catalana de La Vanguardia:


VINOTECA CATALANA
Plan estratégico para la garnacha blanca

RAMON FRANCÀS
Gandesa

“¿Se está convirtiendo la Denominación de Origen Terra Alta en un referente de los blancos de la vertiente mediterránea del viejo continente? ¿Es en carácter general un Terra Alta blanco el mejor vino blanco de Catalunya? ¿Podemos estar a la altura de las Rías Baixas y Rueda en calidad y notoriedad? Pensamos, con contundencia, que sí. Y en este sentido, nuestra garnacha blanca y el saber hacer de nuestras bodegas tiene mucho que decir”. Estas manifestaciones corresponden al secretario del consejo regulador de la DO Terra Alta, Jaume Martí, quien no tiene dudas de que la garnacha blanca es la variedad más emblemática de esta región. De hecho, el consejo regulador de la DO Terra Alta trabaja en un plan estratégico para singularizarse a través de esta variedad que ofrece vinos cálidos, estructurados, glicéricos y con aromas a frutas maduras (melocotón y albaricoque) e hinojo. Con el plan estratégico buscan, entre otros objetivos, crear una marca de prestigio para distinguir la calidad, fomentar la investigación entorno al cultivo y la elaboración de esta variedad y establecer estrategias para su promoción. El presidente del consejo regulador, Jaume Descarrega, afirma que este plan estratégico es “vital” pata la DO y espera contar “con el máximo apoyo” de los operadores y de la Generalitat. Un tercio de la producción mundial de garnacha blanca se encuentra plantada en la Terra Alta (un 75% de la española) y la edad media de las viñas, 24,4 años, es relevante. También destaca con excelencia en otras denominaciones de origen catalanas, como Empordà, Priorat y Montsant.
Pese a no ser autóctona de la Terra Alta, una primera referencia a esta variedadde uva ya se encuentra en Gandesa en 1647 como vernacha blanca. La garnacha blanca, que ocupa 1.650 hectáreas de la Terra Alta, presenta un amplio abanico, que va de los vinos jóvenes, que resultan frescos y equilibrados, a elaboraciones en barricas de roble, que arrojan riqueza y estructura. También ofrece memorables vinos dulces naturales, mistelas y grandes pero escasísimos rancios. La Terra Alta ofrece más de 30 productos varietales de garnacha blanca. Una de las bodegas que mejor interpreta esta variedad de forma amplia es el modélico Celler Piñol de Batea. En la reciente última edición del concurso de los vinos de la DO Terra Alta su L’Avi Arrufí 2008 se impuso en la categoría de mejor blanco fermentado en barrica. Su gerente, Juanjo Galcerà, afirma que “la garnacha blanca ofrece tipicidad y singularidad a la Terra Alta con vinos que hablan de su terruño y que destacan por su potencia, estructura, glicerina, mineralidad y por sus notas anisadas”.
Los vinos de garnacha blanca de la Terra Alta no dejan de conquistar prestigio. La Guía Peñin de los Vinos de España 2010 ha reconocido como ‘excelente’ el vino blanco Edetària 2005, otorgándole 94 puntos y situándolo así como el vino de la DO Terra Alta mejor puntuado de las últimas cinco ediciones de la guía. El propietario de esta bodega de Gandesa de vinos de autor, Joan Àngel Lliberia, entiende que lo que da más identidad es la gran adaptación de esta variedad a los pobres suelos arenosos de la Terra Alta, ofreciendo “una muy buena acidez y mineralidad”. Estas características hacen de la garnacha blanca de la Terra Alta una variedad que ofrece “vinos capaces de tutearse con los mejores del mundo”. Para Carme Ferrer, de la prestigiosa bodega Bàrbara Forés de Gandesa, “la garnacha blanca, que ofrece vinos de marcado carácter mediterráneo, aporta destacados parámetros de calidad plantada en nuestros viñedos pese a las duras condiciones, lo que nos da identidad y un plus de diferenciación”.


Peu de foto: La garnacha blanca ocupa 1.650 hectáreas de la Terra Alta

Crèdit: DO Terra Alta


dimarts, 22 desembre de 2009

Nova etapa de Gemma Urgell


Precissament aquest dimarts s'ha sabut que la persona que em va animar a tirar endavant aquest blog, la Gemma Urgell, inicia una nova etapa professional lluny de l'Incavi de la Generalitat. Ha deixat de ser per sorpresa de tots la responsable de comunicació de l'Incavi, i també deixa de ser la coordinadora de Debatdevi. Explica que el seu camí professional passa, des de fa uns mesos, per la coordinació i la col·laboració en diferents projectes relacionats amb la comunicació corporativa, el periodisme, els social media i internet. I tot això des del món del freelance i la consultoria. Diu també que al mateix temps, continuarà amb les seves tasques com a sòcia de Redall Comunicació, empresa de disseny i comunicació web "en la que tenim engegats diferents projectes web". Afegeix que "en aquest camí esperava poder continuar treballant de forma externa amb l'Incavi i poder seguir així amb un dels projectes que més he cregut: debatdevi, un espai físic i virtual, amb comunitats de pràctica i amb transferència de coneixement i networking per a l'excelència del sector del vi. Però malauradament, no podrà ser". Molta sort en la nova etapa, Gemma.

dijous, 17 desembre de 2009

Brandy

El gran brandy, amb velles mares, es resisteix a perdre més pistonades. Encara queden alguns grans productes, encara que de limitadíssimes produccions. A Catalunya van desaparèixer moltes marques. En  queden els de Torres i els de Mascaró, i el més que respectable Octavivs del Vendrell. És una llàstima que s'hagin perdut moltes referències catalanes. Qué en penseu? Creieu que el brandy pot tornar algun dia a estar de moda després del gran ascens del whisky i ara del rom?

Aquest dijous destaco a La Vanguardia un d'aquests productes memorables de Xerès.

Lepanto Gran Reserva en edición para coleccionistas


González Byass, que el próximo año celebra su 175 aniversario, ha decidido festejar la efeméride con un brandy que anuncian como una joya para coleccionistas. Se trata del Lepanto Gran Reserva, un producto del que sólo se comercializan 200 botellas numeradas y manuscritas. Es el único brandy de su categoría cuya elaboración, producción y embotellado se realizan íntegramente en Jerez. Su precio se sitúa en 120 euros. 

Vi i salut

Avui dijous torna La Vinoteca de La Vanguardia abordant un tema tan delicat com el de vi i salut amb declaracions del doctor Santiago Dexeus. Quina opinió us mereix?

LA VINOTECA CATALANA

Vino y salud, un binomio en auge



RAMON FRANCÀS


VILAFRANCA DEL PENEDÈS.- Científicamente queda demostrado que el vino “tomado con moderación, constancia y responsabilidad” tiene efectos positivos en el organismo humano. Así lo asegura la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (Fivin), una entidad con sede en Catalunya desde la que se fomentan las pautas correctas para obtener los beneficios de un consumo moderado de vino. Su presidente, Domingo Valiente, dice que hacen hincapié en todas sus acciones en “la importancia que tiene la dieta mediterránea, una cultura, un estilo de vida y de alimentación donde el vino y el cava tienen una relevancia innegable, y su consumo moderado desde los albores de la historia del Mediterráneo ha tenido un papel muy importante en nuestra cultura y hábitos alimentarios”. Esta fundación se ha implicado en el programa europeo Wine In Moderation, una iniciativa para la promoción de la responsabilidad en el consumo de vino, y para educar sobre los riesgos sociales y de salud de un consumo excesivo. Su lema es que el vino sólo se disfruta con moderación. Se considera un consumo saludable de vino tomar, acompañando las comidas, hasta tres copas al día, de 8 a 12 cl., en el caso de los hombres, y dos copas en el caso de las mujeres.  El presidente de honor de Fivin, el doctor Santiago Dexeus, entiende que “un varón adulto sano, con una alimentación equilibrada, puede oxidar como máximo un litro de vino al día, y la mujer tres cuartos de litro, pero estas cifras son arbitrarias y dependen, además, de la tolerancia individual o del grado alcohólico”. Por eso considera que una copa de vino en cada comida “debería ser el tope aceptable en la alimentación cotidiana”.

Los estudios científicos vienen demostrando que las personas que consumen vino con moderación viven más que las que se abstienen o beben en exceso. Consumir alcohol moderadamente reduce la mortalidad debida a enfermedades coronarias y a otras causas en un 25-30% en personas de mediana edad, en particular los hombres de más de 40 años y las mujeres posmenopáusicas. De hecho, el efecto vasodilatador del vino puede actuar beneficiosamente en ciertas isquemias (déficit de irrigación sanguínea). En la piel de las uvas moradas y del vino tinto obtenido de ellas se encuentra el resveratrol, un poderoso antioxidante. Se trata de un polifenol capaz de elevar los niveles de colesterol bueno, reduciendo así el riesgo a infartos al corazón. El consumo regular y moderado de vino tinto también refuerza las defensas antioxidantes del cuerpo humano, según investigadores de las universidades de Sevilla y Pablo de Olavide. Otro estudio, de la Universidad Nacional de Australia, revela que las personas mayores que consumen cantidades moderadas de alcohol son menos propensas a desarrollar demencia que los abstemios. La ingesta de vino tinto en pequeñas cantidades también aporta beneficios en enfermos de fibromialgia, según investigadores de la Universidad de Extremadura. Pero los expertos no olvidan que el euforizante vino no es nada recomendable a la hora de conducir, en embarazadas que se encuentran en los tres primeros meses de gestación, en personas que consuman algunos medicamentos o en enfermos de diabetes o hipertensión. Beber vino tinto también provoca somnolencia. El refranero ya advierte de que a mala cama, colchón de vino. Ahora se sabe el porqué. Científicos italianos han descubierto altos índices de melatonina, la neurohormona reguladora del sueño, en la piel de variedades de uva tinta.

dimecres, 9 desembre de 2009

'Vi sol', de Mestres


No hi ha dubtes que la casa Mestres de Sant Sadurní d'Anoia és una de les més tradicionals i de les que més pot presumir d'autenticitat, de llargues criances i d'aposta pel brut natural. Visol és una bona mostra d'això. A continuació us adjunto la nota de premsa que aquesta casa ha fet per publicitar la nova anyada d'aquest cava. Com veureu, tota una història.


En Noviembre de 1959, Josep Mestres Manobens solicitaba a la Dirección General de Agricultura el uso del apelativo “vinos elaborados en cava”. La respuesta, afirmativa, llegaría en Febrero del año siguiente, 1960, momento en que MESTRES empieza a etiquetar su cava Visol con dicha denominación. Han pasado 50 años desde entonces, y en este tiempo el apelativo ha sido adoptado por todo el sector en la DO Cava.

Visol es un cava que tiene la historia de pocos. Cuenta la familia que a Josep Mestres Manobens le gustaban los cavas muy secos, sin el azúcar añadido del licor de expedición, algo poco habitual en el gusto de aquella época. Y así fue cómo Josep Mestres Manobens decidió elaborar su “Visol”, o “sólo vino”, es decir, sin azúcar añadido, al que definieron en la etiqueta como “Triple Seco”, dado que para la época era “seco, seco, seco”. Podríamos decir que el Visol de MESTRES fue el primer cava Brut Nature de la historia.

MESTRES sigue elaborando aquel vino de segunda fermentación, del que ahora sale al mercado una nueva cosecha, la 2005. En los cavas que elabora MESTRES se encuentran una serie de denominadores comunes: uso de las variedades tradicionales de la zona Cava (Macabeu, Xarel·lo, Parellada), crianza del vino base en barrica de madera, segunda fermentación en botella con tapón de corcho natural y grapa de sujeción, crianzas muy largas, removido y degüelle manuales. A partir de ahí, cada cava cuenta sus propias particularidades. 

En el caso del MESTRES Visol 2005 se partió de un 70% de uva propia procedente de cepas de más de 40 años conducidas en vaso, mientras que el 30% restante procede de uva controlada cultivada en espaldera. A una parte del vino se le dio una crianza de 6 meses en barrica de roble y castaño antes de la segunda fermentación. La crianza en botella se alargó más de 3 años.

A su salida al mercado, el MESTRES Visol 2005 muestra un color amarillo pajizo con reflejos limón. Aromas con un fondo de pastelería, tostados de la barrica, cítricos confitados, cabello de ángel, sotobosque, balsámicos… En boca el carbónico se funde en la estructura del vino, donde es licoroso, largo y persistente, recuperando en el postgusto las notas que se encontraron en nariz.

dijous, 3 desembre de 2009

El vi, massa car als restaurants?


Aquest dijous torna La Vinoteca Catalana a La Vanguardia abordant el consum del vi català als restaurants i el seu elevat preu. És massa car el vi als restaurants? Quina és la vostra opinió?

A continuació us adjunto l'article de La Vanguardia


LA VINOTECA CATALANA

El vino catalán gana presencia en los restaurantes



RAMON FRANCÀS

Barcelona


El vino catalán está ganando presencia en la carta de los restaurantes catalanes. Así lo asegura el jurado de la tercera edición del concurso Cartaví, cuyos premios se entregaron el pasado 23 de noviembre en el Palau de Congresos de Catalunya ante más de 1.000 personas. El jurado de este concurso que tiene como objetivo fomentar la presencia de los vinos catalanes en las cartas de los restaurantes de Catalunya, promoviendo así “el conocimiento y el consumo responsable de estos vinos”, también destaca el elevado número de restaurantes inscritos, un total de 515 (un 12% más que en la última edición). Igualmente remarca “el alto nivel de calidad de los restaurantes inscritos y la buena presentación e imagen de las cartas, donde se detecta que la presencia de vinos catalanes se está incrementando año tras año”. El Cartaví es una iniciativa organizada por las patronales Associació Vinícola Catalana (ACV) y Unió Vinícola del Penedès (Uvipe) que cuenta con la colaboración de la Associació Catalana de Sumillers y el patrocinio del Institut Català de la Vinya i el Vi de la Generalitat (Incavi) y de los consejos reguladores de las denominaciones de origen Penedès, Catalunya y Pla de Bages. Este año, además, se ha sumado la Direcció General de Comerç de la Generalitat. Los ganadores de esta tercera edición han sido el restaurante El Cingle de Vacarisses, en la categoría de precio medio superior a los 45 euros por comensal, el Cal Blay Vinticinc de Sant Sadurní d’Anoia en el apartado de entre 25 y 45 euros, y L’Hereu de Vilafranca del Penedès en el nivel de precio situado hasta los 24 euros.

El director general del Incavi, Oriol Guevara, afirma que “la tendencia es que el vino catalán va conquistando mayor presencia en las cartas de los restaurantes catalanes, donde persiste la voluntad de mantener vinos de todos los sitios, lo cual, hasta cierto punto, no me parece negativo porque nos permite podernos comparar”. Guevara, sin embargo, tiene la “convicción” de que el vino catalán tiene a favor “su proximidad y su calidad”. También recuerda que los vinos catalanes venían estando en franca “inferioridad” en las cartas de los restaurantes, lo cual se está intentando corregir con iniciativas como el concurso Cartaví. El director general del Incavi  opina también que los precios del vino en los restaurantes tendría que ser “más razonables”, y que los restauradores deberían “poner de su parte” proponiendo fórmulas que estimulen el consumo como las de servir el vino a copas o facilitar que el cliente pueda llevarse a casa el vino que no ha acabado de consumir en el restaurante.

El secretario general de la AVC, Enric Porta, destaca la “tímida” mejora de la presencia del vino catalán, ganando espacio “a nuestro principal competidor”. De hecho, según Porta, la presencia de vinos de la DOCa Rioja ha descendido un 15% en las cartas de los restaurantes catalanes. Porta también considera que debería corregirse a la baja el precio del vino en los restaurantes, cuya media considera “alta”. El director de Uvipe, Joan Gil, cree que ya se está produciendo un cierto ajuste del precio del vino en la restauración, aunque reconoce que el jurado de Cartaví ha entendido que los precios “siguen siendo un poco demasiado altos”. Gil no tiene dudas de la consolidación de Cartaví como “un gran instrumento para potenciar la presencia de los vinos catalanes”. De hecho, ya están trabajando para ampliar los premios de cara a la edición del 2010. El presidente de los sumilleres catalanes, Jordi Bort, afirma que la participación cada vez mayor en el Cartaví demuestra el interés por el vino catalán e insiste en la necesidad de potenciarlo en unas cartas donde no se pierda la “diversidad”.


Laporta i el xampany


"Defensem el consum de cava català , aquestes festes de Nadal i altres il·lustres celebracions . Contra-boicot d'un dels nostres productes universals i , de passada , recordar-li al màrtir català , Sr. Joan Laporta i Estruch , les excel·lències d'aquest vi escumós"

Amb aquest text s'ha creat a Facebook un grup que defensa el cava davant d'imatges penoses com la del president del Barça havent begut més del compte un xampany francès que, la veritat, res té a envejar als bons caves. Qué en penseu?

dimarts, 1 desembre de 2009

'Deseos de oro', ja no saben qué inventar


Una empresa alacantina, Uvasdoce, acaba de presentar per la nit de Cap d’Any una caixa amb els 12 raïms de la sort que van acompanyats d’una altra caixeta, que serveix per tirar pols d’or comestible per damunt del raïm. Diuen que els raïms no tenen llavors i que són premium. Ja ho poden ser, ja que la proposta costa 12 euros. Ja em direu qué en penseu.

Subirats Tasta'l... amb Segway!



Aquest diumenge 6 de desembre, de 11 a 15 hores, a Sant Pau d'Ordal (Subirats) es celebrarà "Subirats Tasta'l", 5ena Mostra de Vins i Caves de Subirats. És un excel.lent aparador per a informar als visitants que a Subirats es produeixen vins i caves de primera qualitat i també que segueixi sent el punt de trobada dels professionals del sector de l'el.laboració i de la nostra gastronomia local. Cada any el nombre de visitants va augmentant, des de la primera edició no ha deixat de crèixer el nombre de persones interessades a venir a Subirats a tastar el nostre vi i cava i a degustar la nostra gastronomia. Com és habitual cada any el Patronat de Turisme de Subirats realitzarà l'atenció turística dels visitants, però en aquesta edició hi sumarà un circuit de Segway que podran realitzar tots els assistents que ho desitgin i s'enmarca dins de la presentació d'aquesta activitat com a nova modalitat per recórre les Rutes Vitivinícoles a partir de la primavera.


Aquest és part del comunicat de premsa fet pel Patronat de Turisme de Subirats, una entitat público-privada que promou iniciatives tan remarcables com el Mercat del Préssec de l'Ordal. Opino que està bé oferir novetats com la del Segway. Qué en penseu vosaltres?